Agradecimiento 1

Recuerdo la mirada de agotamiento de la enfermera que me vistió con un EPI y me dejó pasar a despedirme de mi madre. Fue extremadamente amable y cariñosa. Y sé que así lo fue también con ella. No la volví a ver, pero le estaré eternamente agradecida.