Para todos ellos…

Me duele vuestra mirada,
me duele esa soledad,
la fuerza casi acabada,
me duele esta enfermedad.

Después de tanto pasado,
después de tanto vivido
yo no quiero que te quedes
en la soledad dormido.

Permite que te acompañe
quisiera agarrar tu mano
quisiera darte un abrazo
para que nada te dañe.

Si no fuera por vosotros
Nunca habríamos existido
Mi homenaje y el de otros
Y gracias, gracias, gracias
Gracias por haber vivido.